Tarta de Chocolate y Frambuesas

27.12.12




La Nochebuena que acaba de pasar hace unos días quedará, me imagino, para el recuerdo. Por el calor que hizo. Porque el clima siempre es tema de conversación. 
Yo también me la voy a acordar porque los daiquiris que tan alegremente preparamos, de sandía y de mango/ananá, todo con fruta fresca, y habíamos decidido empezar a tomar antes que oscureciera, estaban pegando lindo antes que termináramos de comer. Al día siguiente la cabeza me explotaba y no encontraba ni una aspirina en toda la casa. En fin, ya tendría que haber aprendido, no? A no tomar con tanto calor o a tener aspirinas por lo menos.



Este es uno de los postres que hice para el lunes y que, después de haber aguantado estoicamente los mil grados que hacían comiendo afuera, tal como estaba planeado desde el principio, por suerte habíamos recapacitado y estábamos sentados adentro con el aire acondicionado a full, retomando la conversación sobre algo que no fuera el calor.



El relleno es con chocolate bien semi amargo y de buena calidad. Hace una diferencia y bastante grande. Las frambuesas son frescas y se disuelven un poco cuando la tarta se cocina. Es un postre sofisticado de chocolate con tropezones apenas ácidos. Increíble. Se puede servir con crema batida para los que quieren un sabor más suave.
Rinde bastante, porque un pedazo chico es suficiente. Más cuando también estás agarrando garrapiñada, turrones, nueces, etc de la bandeja que hay en el medio de la mesa.
Si le sacan las frambuesas les queda una de las mejores tartas de chocolate que hayan probado.




La masa dulce es la que uso para casi todas las tartas que hago. Se puede guardar unos cuantos dias en la heladera o congelar. Acuérdense de ponerle etiqueta con nombre y fecha así después no están tratando de adivinar que habían congelado.



TARTA DE CHOCOLATE Y FRAMBUESAS
adaptada apenas de Simply Sensational Desserts, por Francois Payard

Rinde 8 porciones

Ingredientes

Para la masa dulce:
125g azúcar impalpable
255g harina 0000
Pizca de sal
130g manteca sin sal, blanda pero no grasosa
1 huevo

Para el relleno:
225g chocolate semi amargo, picado (yo uso Callebaut o Fenix)
150g (1/2 taza) crema
120g (1/2 taza) leche entera
1 huevo + 1 yema, apenas batidas
300g frambuesas frescas

Modo de Preparación

Para la masa dulce:
En un bowl tamizar azúcar impalpable, harina y sal. Reservar.
En una procesadora poner la manteca y pulsar un par de veces hasta que este cremosa. Agregar ingredientes secos y el huevo por encima de la manteca y procesar unas cuántas veces pero sólo hasta que la masa empiece a unirse. No dejar que se forme un bollo.
Volcar todo sobre la mesada limpia y unir hasta tener un bollo, trabajando la masa lo menos posible.  Envolver en plástico y llevar a la heladera por lo menos 2 horas.
Para estirar, enharinar apenas la mesada. Tener preparado un molde de 24 cm con fondo desmontable.
Si la masa está muy dura, cortarla en varios pedazos e ir encimándolos de a uno, presionando hacia abajo para ablandarlos. No dejar que la masa se caliente.
Estirar con un palote enharinado hasta que esté de más o menos ½ cm de espesor. El círculo de masa tiene que ser unos cm más grande que el molde.
Forrar el molde, pinchar el fondo con un tenedor y llevar a la heladera por una hora por lo menos. O congelar por 20 minutos o más.
Prender el horno en 180C.
Forrar la masa con papel aluminio que cuelgue por los costados. Poner peso encima, pueden ser garbanzos crudos o pesitas de cerámica o arroz crudo.
Cocinar 15 minutos, retirar el aluminio con el peso y cocinar 8 a 10 minutos más, hasta que esté apenas dorada y seca. Reservar sobre rejilla de metal.

Para el relleno:
Poner el chocolate picado en un bowl. Calentar la crema y leche juntas hasta justo antes que empiecen a hervir. Verter sobre el chocolate y dejar reposar 1 minuto. Con un batidor de alambre, mezclar desde el centro hasta que esté bien cremoso y unido. Dejar reposar 5 minutos.
Agregar huevo y yema y unir bien.
Verter sobre la masa precocida, y encima desparramar las frambuesas frescas.
Cocinar de 15 a 20 minutos, o hasta que los bordes estén firmes pero el centro todavía se mueva un poquito.
Dejar enfriar sobre una rejilla.
Servir a temperatura ambiente, espolvoreada con azúcar impalpable.




2 comentarios:

  1. Qué delicia.
    No tendrás un trocito para mí, ¿verdad?
    Ahora que he terminado de almorzar, me tomaría una buena porción. Me la apunto para probarla.
    Besos y Felices Fiestas (aunque sea con mucho calor).

    ResponderEliminar

Me encanta que me dejen comentarios! Gracias!
Para recibir las respuestas a sus comentarios, cliqueen en donde dice `suscripcion por correo electrónico´ abajo.

Proudly designed by Mlekoshi playground
09 10