Mini Alfajores

23.3.12


La masa que publique ayer, tiene varias aplicaciones. Una son estos alfajorcitos con dulce de leche para tomarse un café o llevar de regalo a la casa de algún amigo.
Yo uso el cortante mas chico que tengo que es de 4cm de diámetro. Después de cocinar las tapitas, dejarlas enfriar. A la mitad ponerles dulce de leche;  yo lo hago con una cucharita pero se puede hacer con manga con pico liso y les pongo bastante dulce. A la otra mitad de las tapitas espolvorear con azúcar impalpable (con un colador, el de te o cualquiera que tengan) hasta cubrirlas bien y tapar los alfajores presionando poco y con cuidado.


Galletitas de Manteca - Shortbread

21.3.12



La combinación de harina, azúcar y manteca es antigua y conocida. Para muchos las primeras galletitas que les enseñaron a hacer en alguna mesada de la cocina para que se divirtieran y entretuvieran un rato largo.  Los que se hicieron muy conocidos venían en unas latas con una trama escocesa y eran bastones bastante altos. Que tenían tan especial? Manteca. Tan simple.  Se deshace en la boca.


Torta de almendras y limón

14.3.12


Los días como hoy, despejados, poca humedad, frescos, me hacen querer que llegue el otoño. Me gusta el cambio de las estaciones. Esta ciudad era ideal en eso. Las estaciones cambiaban cuando debían, y, una vez que empezaban, seguían su curso sin grandes altibajos. Eso ya hace tiempo que no parece darse del todo y será ya algo del pasado? El clima habrá cambiado definitivamente?

Cookies con chips de chocolate y nuez

8.3.12


La primera vez que hice éstas galletitas tenía alrededor de diez años. Estaba de visita en la casa de amigos en California y decidieron hacer cookies. No entendí bien lo que hacíamos hasta que estuvieron terminadas. Eran las mismas que había comprado otras veces. A esa edad todavía no había entendido que las panaderías vendían productos hechos por alguien real, de carne y hueso. Mi idea era la galletita terminada empaquetada hecha por una máquina. Todo lo que no veía hacer en mi casa, que francamente no era mucho, asumía que había algo misterioso, imposible de recrear. Así que mi sorpresa al sacar las cookies del horno y probar una no me la olvido. A la distancia creo que fue el momento que descubrí mi fascinación por la cocina.


Otra cosa que siempre me quedó grabada es la cantidad de harina que llevaba la receta, parecía que no se unía más al resto de los ingredientes. Mi primera clase sobre como los mismos ingredientes en distintas proporciones resultan en un producto final totalmente distinto. Tenía diez años.

Esta receta es la original que viene en la parte de atrás del paquete de chips de chocolate más famoso del mundo. Después de cientos de otras recetas que tengo y que probé, todas son una variante muy mínima de esa receta original.

Proudly designed by Mlekoshi playground
09 10