Sandwich de Hummus, Rúcula, Pimientos y Tomate

9.2.13



La primera vez que comí hummus fué hace como quince años, con mi hermano más grande que me lo preparó con tantas ganas, que no sabía que esperar, porque mientras veía los ingredientes que iba poniendo en la procesadora no me sonaba muy tentador. A ver, garbanzos y pasta de sésamo que si la probás tiene un gusto amargo y fuerte, no pintaba que el resultado iba a ser muy bueno. Y el color menos.
Ahora lo entiendo más, al hummus y a su entusiasmo. A veces me doy cuenta que no cualquiera se pone tan contenta como yo cuando estoy pasando duraznos blancos por agua caliente para pelarlos y hacerlos en conserva, o cuando encuentro la receta perfecta de galletitas de chocolate para hacer la chocotorta con cookies caseras. 


Pero volviendo a nuestra receta, por suerte ahora comer hummus es algo más común y a mucha gente le gusta. Las recetas son todas parecidas porque no hay mucho misterio en los ingredientes. Cada uno tiene que encontrar la cantidad de ajo, tahini y limón que le gusta por cada lata de garbanzos.

Se puede hacer, por supuesto, con garbanzos secos, remojarlos la noche anterior, cocinarlos y después a la procesadora. Pero a mi me gusta poder hacer hummus en el momento. Y tenerlo en la heladera para picar todo el día. Agarro una galletita, o una papa frita, y saco directo del bowl parada al lado de la heladera. 


O sino me armo uno de mis sandwiches preferidos: pan negro, hummus, rúcula, pimientos asados, tomate fresco y aceite de oliva. Imperdible para los vegetarianos.

Lo que me dí cuenta que hace diferencia son garbanzos de buena calidad. Las latas parecen todas iguales pero a veces no lo son. La diferencia de precio puede ser cierta. Yo aconsejo que compren una de las marcas tradicionales, ésas `de toda la vida viste?´, como diría mi abuela.


HUMMUS TRADICIONAL
apenas adaptado del libro Pita the great, por Virginia T. Habeeb

Si nunca hicieron hummus empiecen con la menor cantidad de pasta de sésamo (tahini) y ajo. Lo prueban y ven si quieren agregar más. Si lo van a tener en la heladera unos días cuidado con la cantidad de ajo porque se les puede poner muy fuerte.
Si no tienen tazas medidoras, usen una taza de café con leche normal de medida.

Ingredientes
2 cucharadas a ¼ taza tahini (pasta de sésamo)
1/3 taza jugo de limón fresco
¼ a 1/3 taza agua tibia
1 o 2 dientes de ajo
2 latas (2 tazas y moneditas) de garbanzos
½ cucharadita de sal
Pimienta negra molida
1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva
Paprika para el final

Preparación
En la procesadora poner tahini, limón, ajo y procesar un par de veces. Agregar los garbanzos y procesar unos 30 segundos. Agregar sal, pimienta, 1 cda aceite de oliva y ¼ taza agua. Procesar hasta que sea una pasta lisa.
Probar y rectificar la sal y pimienta y si se quiere poner más ajo y/o tahini.
Pasar a un bowl, dibujar con la parte de abajo de una cuchara una huella y llenarla con aceite de oliva y espolvorear con páprika.
Servir con triángulos de pan de pita tostados. O con lo que tengan. 


2 comentarios:

  1. Hummus es lo mejor! Mucho gusto en conocerla via G+...me encanta mucho BA y la comida de la Argentina. Estoy emocianado en seguirla....

    ResponderEliminar

Me encanta que me dejen comentarios! Gracias!
Para recibir las respuestas a sus comentarios, cliqueen en donde dice `suscripcion por correo electrónico´ abajo.

Proudly designed by Mlekoshi playground
09 10