Torta de Vainilla con Dulce de Leche, Praliné de Avellanas y Cubierta de Chocolate

11.10.13


Esta es una torta que me hubiera gustado que alguien me hiciera para mi cumpleaños por ejemplo. A veces pienso si empecé a cocinar de chica por razones de fuerza mayor – madre cero interesada en la pastelería, con suerte algunos platos estrella, repetidos hasta el hartazgo, en la parte salada – o para poder hacer exactamente lo que me gustaba. Cuando sos la que siempre lleva el postre a todos lados, porque a nadie se le ocurre pedirle a otro y además el ego propio no ayuda, al final comés lo que te gusta.

Ahora, un cumpleaños es para que te mimen y no tengas que hacer nada, o no? Que mala suerte que a nadie se le ocurrió aprender a hacer una torta en capas, con dulce de leche y praliné de avellanas en el medio, y la cubrió con una capa espesa de dos tipos de chocolate con queso crema. 
En fin, prefiero hacerla yo a que me compren alguna por ahí 'pero te llevo una de un lugar divino, que hace unas cosas riquísimas…', ni loca, no tendría este blog si eso fuera una opción. 



Pero en realidad lo del cumpleaños no viene al caso porque el mío ya pasó hace meses y falta mucho para el próximo, pero bueno, si alguien quiere hacer esta torta en junio del año que viene no le digo que no. 

Por ahora, hay que festejar lo que se conoce como Día Mundial del Dulce de Leche, al cuál me adhiero con mucha ganas, no sólo porque me encanta el dulce de leche, gana por afano en mi cocina, sino porque esto de tanta globalización y redes sociales da para día de cualquier cosa, todo tiene su día, y algunos son un poco exagerados. El dulce de leche lo menos que se merece es un día propio, con cucharas en mano, tortas rellenas y todo  lo que al mundo bloguero se le ocurra hacer para festejar.





La torta es simple, de vainilla, con leche ácida que le da un toque. Toque de que? No se bien, la hace más tierna y no tan empalagosa. Pero cualquier torta sirve, hasta de paquete… 

El praliné es una magia de dos ingredientes. Si nunca lo hicieron vale la pena que prueben. 
Pero OJO, que es caramelo y cuando uno hace caramelo no hay distracción que valga. Nada de atender el teléfono o estar con la espátula mezclando el chocolate. Todos los sentidos en el caramelo para que todo salga bien. Y por favor, no prueben de la cuchara sin pensar lo que hacen… estamos hablando de azúcar a ciento cincuenta millones de grados… se entiende no?







La cubierta es muy, muy rica, con algo distinto y no muy dulce gracias al queso. Yo traté de hacerla prolija – después de todo había que sacar fotos – pero la decoración pasteleril no es para nada lo mío, así que cubran la torta cómo más les guste que yo no voy a decir nada.

Pero quedó linda, o no? 








TORTA DE VAINILLA CON DULCE DE LECHE, PRALINE DE AVELLANAS Y CUBIERTA DE CHOCOLATE
torta de Baking for all Occasions, por Flo Braker; cubierta de Cakes, por Maida Heatter

Para hacer leche ácida, agregar 1 cucharada de jugo de limón o vinagre a 1 taza de leche, y dejar reposar unos minutos. Se va a espesar y posiblemente coagular en partes. Usar lo necesario para la receta. También se puede usar mitad yogur natural y mitad leche entera.

Rinde 8 porciones (1 torta de 24cm)

Ingredientes

Para la torta de vainilla:
200g (1 ¾ taza) harina 0000
½ cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita polvo de hornear
¼ cucharadita sal
165cc (2/3 taza) leche ácida, ver arriba
1 cucharadita extracto de vainilla
155g manteca, a tº ambiente
260g (1 1/3 tazas) azúcar
3 huevos, a tº ambiente

1 ½ taza de dulce de leche

Para el praliné de avellanas:
135g (2/3 taza) azúcar
100g avellanas, tostadas y peladas

Para la cubierta de chocolate:
140g chocolate con leche
255g chocolate semi amargo
Pizca de sal
¼ cucharadita extracto de vainilla
225g queso Philadelphia o Finlandia, a tº ambiente

Modo de Preparación

Para la torta de vainilla:
Precalentar el horno en 180ºC. Enmantecar (o usar spray vegetal) y enharinar una tortera con fondo desmontable de 24cm.
Tamizar harina, bicarbonato, polvo de hornear y sal.
En un bowl grande con batidora eléctrica, batir la manteca por 1 minuto. Agregar el azúcar de a poco, batiendo siempre, unos 4 a 5 minutos, hasta que esté de color claro y esponjosa. Bajar la mezcla del costado del bowl un par de veces con una espátula.
Agregar huevos de a uno, batiendo muy bien después de cada adición. Después del último huevo batir 1 minuto más.
Agregar los ingredientes secos en 3 veces, alternando con la leche y vainilla en 2 veces. Batir hasta que esté todo incorporado, pero no más.
Poner en el molde y hornear por 40 a 45 minutos, hasta que un probador en el medio salga seco. Dejar enfriar sobre rejilla de metal y desmoldar.
Para rellenar es mejor la torta completamente fría.
Cortar al medio y rellenar con dulce de leche, sin llegar a los bordes (para que no se rebalse al presionar la capa de arriba). Espolvorear con la mitad del praliné.
Poner la otra mitad de torta cuidadosamente encima, y presionar levemente.
Para la cubierta, con una espátula de metal o cuchillo sin serruco, cubrir la parte del costado y después arriba con una capa fina de chocolate, sin preocuparse si queda muy parejo.
Darle otra segunda capa con el resto de al cubierta de chocolate, emparejando y nivelando para que quede lo más cuadrado posible.
Espolvorear con el resto de praliné por encima.

Para el praliné de avellanas:
Derretir el azúcar en una olla mediana sobre fuego medio. Revolver un par de veces con cuchara de madera mientras se va derritiendo. Al principio se hacen pelotas pero se empieza a dorar y disolver parejo. Si es necesario bajar un poco el fuego para que no se queme el caramelo. Tener cuidado de no probar la cuchara y estar atento, que es caramelo hirviendo!
Sacar del fuego cuando el color es semi oscuro, pero cuidado que va de dorado a quemado enseguida si nos descuidamos.
Inmediatamente, agregar las avellanas y volcar sobre un silpat o papel manteca enmantecado, y desparramar como se pueda. Se empieza a endurecer rápido. Dejar enfriar del todo.
Romper una vez frío lo que se pueda con la mano o el palo de amasar entre dos pedazos de papel manteca.
Se pueden poner pedazos medianos en la procesadora y moler un poco, pero eso depende de lo potente que sea la procesadora, porque el praliné es duro. Yo lo muelo un poco con palo de amasar y algo con la procesadora y ya está, que quede desparejo pero no se me rompa nada.



Para la cubierta de chocolate:
Derretir los dos chocolates en el microondas (de a 30 segundos revolviendo bien cada vez para cerciorar que sigue habiendo pedazos enteros), o sobre una olla de agua hirviendo sin que el fondo del bowl toque el agua.

Dejar entibiar y agregar el queso crema y la sal. Batir hasta que la mezcla está bien lisa y brillante.








12 comentarios:

  1. Hermosa!!! Feliz cumple se te puede decir? Yo lo digo igual, feliz cumple!!! Una de las mejores formas para festejar el dia del DDL! Y con praline de avellana! Debe haber estado deliciosa. Nunca probé una cubierta así, me tentaste! Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue en junio...jaja! Probá la cubierta, es muy buena!

      Eliminar
  2. Qué delicia esa torta Pau, me encantó la receta, para tu próximo cumple nos organizamos las jengibreras y te la preparamos!!!! Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirá que seguramente me voy a acordar de la oferta,!!

      Eliminar
  3. Me ha encantado esta tarta, Paula. No sé qué me gusta más, si el dulce de leche, el praliné, la cubierta de chocolate con queso...Bueno, es que me gusta todo y creo que es una combinación perfecta. Yo también me la regalaría a mí misma para mi cumple.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. que rico se ve!!! voy a tener que probarla!

    ResponderEliminar
  5. Ya. casi me infarto al empezar a leer lo de tu cumpleños, pensé que ya habí sido y no te había saludado....ja,ja,ja...
    No sabía que había un día del dulce de leche, o manjarblanco como lo conocemo nosotros, mi hija Adriana se pondrá más que feliz cuando se entere, eso sí que le gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya sé, si no leés todo el post no lo entendés!

      Eliminar
  6. Paula querida: para hacer honor a tu pepdio -de alguna manera, no literal- me pongo en camino de hacer esta torta en ocasión del cumple de mi hermana.
    Me pasa igual con las tortas compradas: por más buenas que sean y top el lugar elegido, nunca tienen el sabor de lo hecho en casa.
    Creo que el dulce de leche puede sentirme más que honrado y complacido con esta magnífica torta que preparaste. Cariños !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan lindos comentarios Silvi. El tema de las tortas compradas, ni lo toquemos...!

      Eliminar
  7. uf! un clasico riquisimo! me la comeria ya! ideal para despedir el invierno q no se quiere ir!

    ResponderEliminar

Me encanta que me dejen comentarios! Gracias!
Para recibir las respuestas a sus comentarios, cliqueen en donde dice `suscripcion por correo electrónico´ abajo.

Proudly designed by Mlekoshi playground
09 10